¿Quién regula la publicidad de los influencers?

Es una de las preguntas más recurrentes: las campañas publicitarias desarrolladas por y con los creadores de contenido se rigen por algún tipo de regulación?

Ahora podríamos hacer aquello de alargar la explicación para que tengas que esperar hasta el final del artículo para tener la respuesta, pero no lo haremos. Lisa y llanamente: todo acto de publicidad está regulado. Es cierto que la publicidad relacionada con el influencer marketing no tiene una regulación exclusiva para ella, pero las marcas se rigen por un conjunto de normas legales y, desde el 1 de enero del 2021, existe en España, un código de conducta para los influencers que es vinculante para todas las empresas adheridas a la Asociación Española de Anunciantes (AEA) o a Autocontrol.

Cuéntame más

Como decíamos, no hay una ley ad hoc para la publicidad en el mundo de los creadores de contenido, pero hay toda una lista de leyes y de principios de obligada aplicación.

Los actos publicitarios desarrollados por los influencers están supeditados a la Ley General de Publicidad, la Ley de Comercio Electrónico, la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la Ley de Competencia Desleal y el Código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad.

Y, por si pareciese poco, también se debe cumplir con los principios generales ya establecidos como el de legalidad -respetar la legislación vigente que evite la incitación a la violencia, la discriminación por motivos de raza, nacionalidad, religión, sexo u orientación- el principio de autenticidad para que sea identificable que se trata de una campaña -con la palabra o el hashtag #publi-, el principio de veracidad -no vender productos falsos, inexactos, desleales o enañosos- y el principio de lealtad -buena fe y buenas prácticas comerciales-.

Así pues, todos los contratos con los creadores de contenido exigen el cumplimiento de todas las normas de este código y las legislaciones anteriormente citadas.

Deja un comentario